Se repiten las noticias sobre la agonía que está sufriendo la tecnología Flash desde la irrupción del mundo 2.0. y el desarrollo de estándares abiertos como el HTML5.
Muy difícil se lo han puesto Apple y Android al bloquear por defecto el complemento de Flash en sus dispositivos, e igual de complicado se lo sirven a Flash aquellos que se esfuerzan en conseguir aplicaciones web, contenido multimedia e interactivo más ligero y adaptable.
Google y Facebook ya lo han sustituido por HTML5 (o están en ello).
En contra de Flash
  • Dispositivos móviles / Plugins / Actualización de contenidos

Al inconveniente de la incompatibilidad con dispositivos móviles que presenta Flash se une el engorro de descargar el plugin necesario para visualizar el contenido y la poca capacidad de actualización de contenido que tiene un archivo Flash. Por un lado el plugin tiene que estar siempre en su última versión y por el otro es de lejos más complicado actualizar contenido en Flash que hacerlo desde un CMS basado en estándares abiertos como PHP, HTML y CSS, la mayoría con sencillos e intuitivos paneles de administración que permiten, a cualquier nivel de usuario, actualizar de forma fácil y rápida su contenido.

  • Servicios web / Posicionamiento SEO / Estadísticas

Tecnología flash animación web

Complicado no, lo siguiente, lo tiene hoy en día Flash si no se adapta a la web 2.0., a los cada vez más activos y participativos usuarios de la red y a sus hábitos de conducta online. Una de las costumbres más habituales es la utilización de otros servicios web permitiendo que la integración entre los servicios sea primordial para una experiencia de usuario plena. La integración que la tecnología Flash tiene con por ejemplo traductores online o (especialmente) las redes sociales, es muy limitada o prácticamente nula. También se le da bastante mal a un sitio desarrollado en Flash posicionarse en buscadores ya que el motor de búsqueda solo encuentra la ruta del archivo al servidor. Y para rematar, y a diferencia de un sitio bajo lenguaje HTML, la ausencia de estadísticas del visitante como páginas visitadas, página de salida o tiempo medio en el sitio, hacen de Flash una tecnología poco o nada útil para incluso el más crédulo desarrollador.

A favor de la Animación Web

Podríamos seguir detallando otros de sus inconvenientes como el elevado tiempo de carga, el coste de desarrollo o la escasa navegabilidad para el usuario final de un sitio desarrollado en Flash, pero nos interesa más el cómo está ganando protagonismo la llamada “web animation” frente a la tecnología Flash.
En una reciente entrevista a Rachel Nabors en Motiongrapher, desarrolladora web y especialista en la UX Design, se formulaban las actuales definiciones de la animación web, lo que ha supuesto Flash en la animación web o la relación que se estable entre la animación web y el diseño de interacción.
Términos como “UI animation”, “CSS animation,” “JavaScript animation” o “HTML5 animation” se están empleando por desarrolladores para describir tecnologías web de CSS, JavaScript, HTML, lona, WebG o SVG que no requieren plugins y que aceptan desarrollar animaciones, juegos y demás contenido interactivo que no requieren un desmesurado consumo de recursos ni aplicaciones externas al navegador.
Es motivador leer en un punto de la entrevista como Nabors ve muy positiva la superposición del desarollo de la animación web con el diseño de interacción, y pone el asombroso ejemplo de lograr mostrar a los usuarios con gráficos SVG animados la correlación entre la respiración y el ritmo cardíaco.
No os perdáis otros ejemplos de animación web y diseño de interacción en su página web, muy recomendable.

Últimas entradas del Blog de Antfor: